LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES

Nuestro consciente e inconsciente están llenos de emociones, recuerdos que nos han causado felicidad, amor, alegría o dolor, tristeza, rabia, odio etc., en definitiva, emociones que nos han marcado.

¿Quién no pasa por momentos de bloqueo sin causa aparente? A veces, no puedes respirar hondo porque tienes un nudo en la garganta o un peso en el pecho, aunque estés pasando por una etapa feliz de tu vida, entonces ¿qué es lo que te está ocurriendo?

La respuesta es que arrastras residuos de emociones negativas que no has sabido o podido gestionar o depurar.

Por eso es imprescindible, para sentirse mejor, pararse a observarse uno mismo interiormente, analizar qué es lo que te bloquea y liberarse poco a poco de un pasado dañino que ya no se puede cambiar, pero que perturba el presente y en consecuencia el futuro.

Como ya sabéis, la medicina, actualmente, indica que un buen estado de ánimo de un enfermo ayuda a que los tratamientos sean más efectivos. Y para tener un óptimo estado anímico es muy importante haber descargado la “mochila” de piedras, es decir, de emociones negativas que no dejan espacio a las positivas.

El Reiki, la Terapia de vidas pasadas o las flores de Bach entre otras terapias naturales y complementarias, pueden ayudarte en el camino de la liberación emocional.